martes, 28 de diciembre de 2010

DESEMPOLVEMOS LA AGENDA (V)

Sigamos hablando de la apuesta Turística contenida en la Agenda. El tema es crucial porque pretendemos convertirnos en un destino turístico con todas las implicaciones que ello conlleva. En el orden nacional Colombia está en tránsito de definir los siete productos turísticos en los que se concentrará su oferta: Sol y playa, Historia y Cultura, Agroturismo, Ecoturismo, Deportes y Aventura, Ferias y Fiestas y Ciudades Capitales. Pero en el Huila hemos definido la apuesta dentro de los conceptos de turismo ecológico y cultural, lo cual me atrevo a sugerir ampliar con los de turismo religioso, ecoturismo y agroturismo. En la actualidad, con la infraestructura ya construida, el Huila está en capacidad de recibir aproximadamente 250 mil turistas al año y la idea es que en el mediano plazo estemos en capacidad de acoger unos 2 millones de turistas. Lo anterior no sólo requiere la inversión en muchos desarrollos de infraestructura sino en un fuerte plan de promoción de nuestro departamento tanto en el ámbito nacional como internacional.

Desarrollos de la Agenda han contemplado los famosos cuatro clusters turísticos a saber: el del Desierto de la Tatacoa y su área de influencia, el del Embalse de Betania y su área de influencia, el de Neiva Ciudad Región y el ecoarqueológico cuyo eje central es nuestro Parque Arqueológico Patrimonio de la Humanidad.

El Cluster Ecoarqueológico está compuesto por los municipios de San Agustín, Isnos, Pitalito, La Argentina, Timaná, Garzón, Saladoblanco y La Plata “con articulaciones turísticas en Paicol y Nátaga”, en el cual se debe desarrollar la fabulosa propuesta de la Red de Museos del Alto Magdalena. Dicha red incluye el Parque Arqueológico de Obando, el Museo de la Cosmovisión de la cultura Agustiniana y el significado del Macizo Colombiano, así como el Parque del Color en la Cultura agustiniana; el Museo del Proceso Prehispánico General del Sur; el Parque arqueológico del Poblado Yalcón en Morelia, El Museo de la Gaitana en Timaná, el Museo Cerámico en Pitalito, El Museo arqueológico de La Plata, el Museo Arqueológico del Alto de Lavaderos, y el Museo Arqueológico de Garzón. Aquí debo resaltar el compromiso que debemos tener de terminar, por fin, los anillos turísticos del sur del Huila y de convertir al Municipio de La Plata en el eje económico, social, cultural, político y turístico central de esa hermosa región de Tierradentro.

El segundo anillo es el del Desierto de la Tatacoa y su área de influencia, compuesto por los municipios del norte, es decir, Colombia, Baraya, Tello, Aipe y Villavieja, como centro. En uno de los fascículos de “ABC, lo mejor del Huila para el mundo”, se destaca que en el desierto se puede “adelantar estudios sobre historia geológica y paleontológica, además de practicar el senderismo en las zonas conocidas como el Cardón, el Cuzco, Cuzco-Quebrada Pachingo-La venta, y los Hoyos- quebrada Guanábanos-Las Lajas. En el casco urbano de Villavieja usted puede conocer la historia y social y económica de esta localidad, su ocupación territorial, su momento prehispánico, y su desarrollo en la conquista, la colonia y la república. La capilla Santa Bárbara, igualmente pasa a ser un elemento de gran atracción. El Planetario de Villavieja es otro sitio de gran interés... En él usted puede maravillarse en las horas de la noche, de los astros, las constelaciones y, en general, de nuestro sistema planetario...” Vale la pena anotar que es necesario la pavimentación del llamado anillo vial turístico del norte, basicamente la carretera entre Baraya y Villavieja, y lo que falta de la vía Baraya-Colombia. Además la Agenda ha definido como obra esencial la construcción del puente entre Villavieja y Aipe. Debemos pensar en un profundo plan de capacitación a todos los prestadores de servicios turísticos así como una oferta de educación media y superior pertinente. Por último, se hace necesario un buen plan de alivios fiscales para aquellos que inviertan en la zona y el fortalecimiento de la línea de crédito que dejamos creada dentro del fondo Prodehuila, con el fin de que nuestros hoteleros puedan dotar sus cabañas, hospedajes y hoteles de buen amoblamiento y colchonería.

lunes, 20 de diciembre de 2010

OPTIMISMO

No obstante la situación crítica del mundo industrializado y los problemas internos vinculados al desempleo, la alta revaluación del peso, el desequilibrio fiscal y la inclemente ola invernal que afrontamos, entre otros, Colombia vive momentos históricos de optimismo causados por varios factores. En lo tocante con el tema económico, podemos mencionar como causas de nuestro optimismo, la recuperación muy fuerte en la confianza, lo que se ha visto reflejado, a su vez, en el crecimiento del consumo y del crédito; la insignificante y estable tasa de inflación, la sostenida inversión extranjera previéndose, inclusive, un incremento de ésta para los años venideros, el surgimiento de un amplio mercado de bienes de consumo masivo, el comportamiento favorable de la industria que muestra variaciones positivas en producción, ventas, utilización de la capacidad instalada, pedidos en aumento y un clima favorable para los negocios; las bajas tasas de interés con tendencia a mantenerse, el incremento en un 25% de las exportaciones, y la tasa anual de crecimiento económico que bordea el 5% del PIB para el año 2010. En lo que tiene que ver con lo político, se deben resaltar, entre otros motivos para el optimismo, las tres pacíficas jornadas electorales en las que el pueblo colombiano eligió su Congreso y su Presidente, mostrando al mundo una democracia robusta y en plena marcha; “la transferencia de poder sin turbulencia, y la continuidad en los lineamientos generales de la acción estatal, aunque con cambios de énfasis y de matiz en política económica, objetivos de seguridad y manejo de las relaciones internacionales”; el nombramiento, por parte del Presidente Santos de un gabinete de lujo y sin milimetría partidista, el anuncio de la guerrilla de su voluntad unilateral de liberar a algunos secuestrados, entre ellos a nuestro concejal de Garzón Armando Acuña; y las mejores relaciones internacionales con nuestros vecinos.
Todo lo anterior, sin lugar a dudas, son factores que han influido profundamente en la conciencia colectiva de nuestra república y han aumentado la popularidad de nuestro Presidente hasta batir el record del 90%
José Dario Uribe, Gerente del Banco de la República, al ser preguntado sobre las causas del crecimiento de la confianza en nuestro país, contestó: “yo recordaría varias cosas. Una, tuvimos la crisis internacional más fuerte en muchísimas décadas y nos fue mejor que a la mayoría de países del mundo. Dos, nos hemos recuperado más rápido, incluso más de lo que se esperaba hace ocho meses. Tres, hemos avanzado en factores que antes eran un obstáculo para el crecimiento, como por ejemplo, la seguridad. Cuatro, este es un país que tiene recursos naturales con un potencial importante. Ahí tendremos una posibilidad de crecer, siempre y cuando manejemos bien esa expansión minero-energética. Y podríamos seguir con un listado de factores que llevan a pensar que la economía colombiana va a tener unos buenos años y probablemente una buena década. Naturalmente eso trae retos y riesgos que hay que saber manejar”.
Hace muchos años no esperábamos un año entrante con tanto optimismo en nuestro país y eso ya es un motivo para celebrar. De ahora en adelante sólo deseamos que las grandes reformas emprendidas por el gobierno y las políticas en todas las áreas sean capaces de llevar a Colombia por los senderos de la prosperidad, sabiendo de antemano, como lo afirma el mismo gerente del Emisor, que la estabilidad en el crecimiento dependerá de la calidad de las instituciones, la inversión en capital físico y en capital humano; el aumento de la eficiencia en la asignación de recursos, incluidos los públicos; el mejoramiento de la infraestructura física en carreteras, transporte y puertos, y la incorporación, con mucha más fuerza, al mercado asiático.
Mientras tanto, disfrutemos todos de estos momentos de optimismo, pasando una navidad llena de amor en familia, de calor humano al lado de los nuestros y de esa paz que sobrepasa todo entendimiento que sólo Dios con su infinito amor puede proporcionarnos.¡Feliz navidad y un año 2011 cargado de proyectos realizados, de éxitos y vida abundante!

miércoles, 15 de diciembre de 2010

DESEMPOLVEMOS LA AGENDA (IV)

A estas alturas debo confesar que considero la Agenda como una base robusta para todas las propuestas programáticas de la próxima campaña, pues si sólo nos dedicáramos en el próximo cuatrenio a ejecutar sus lineamientos haríamos un gobierno histórico.
Ahora veamos el sector servicios en el cual se ha identifcado la apuesta del turismo ecológico y cultural consistente en convertir al Huila en el primer destino de turismo ecológico y cultural para el mercado doméstico e internacional. Se debe ampliar esta apuesta con los conceptos de turismo religioso, turismo ecológico y turismo agropecuario.
Las ventajas comparativas de nuestra región son grandes. Tenemos un patrimonio natural conformado por el Macizo Colombiano, cinco Parques Nacionales Naturales (Nevado del Huila, Puracé, Picachos, Sumapaz y Cueva de Los Guacharos) más el Desierto de La Tatacoa, todo articulado de sur a norte por el Río Magdalena. Nótese que ningún otro departamento tiene 5 Parques Naturales. Tenemos un patrimonio cultural formado por los Parques Arqueológicos de San Agustín, Alto de los Ídolos y Alto de las Piedras, declarados por la Unesco como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Hay en la región posibilidades de realizar eventos náuticos en el embalse de Betania y pronto en la del Quimbo.
Así mismo las ventajas competitivas son de resaltar pues a nivel mundial y nacional se reconocenlas figuras líticas de la cultura agustiniana y de los yacimientos de fauna fósil del desierto de la Tatacoa (Yararaca). Tenemos eventos de calado nacional como el Festival Nacional del Bambuco, la feria ganadera de Neiva y la feria artesanal y equina de Pitalito. Tenemos Infraestructura para eventos en Neiva (Centro de Convenciones José Eustasio Rivera) y todo el departamento articulado por la vía troncal del Magdalena con una buena red de ciudades de soporte.
Por todo lo anterior debemos hacer un desarrollo empresarial del sector turístico con el montaje de empresas operadoras de turismo local, diseño de atractivos productos turísticos y planes de mercadeo turístico para el departamento; crear empresas de servicios culturales y empresas comercializadoras de artesanías; establecer programas de formación para los empresarios locales de turismo en planes de negocio, administración de negocios turísticos y desarrollo empresarial; diseñar, construir o finalizar la infraestructura turística con obras como la Red de Museos del Alto Magdalena, el Spa de Rivera, el Recinto Ferial de Neiva, el Eco Parque y Puente de Yaguará, los Senderos de la Cosmovisión en el Parque de San Agustín, el Plan Maestro para la adecuación turística del Desierto de la Tatacoa, el Parque Temático del Río Magdalena, el Tren Turístico Neiva- Villavieja, los embarcaderos y puertos previstos a la orilla de nuestro majestuoso río, ciclo-rutas y rutas para cabalgatas. También es necesario implementar el proyecto para la señalización vial y turística y para el diseño y la normatividad paisajística de las vías turísticas. En materia de ordenamiento territorial y protección del medio ambiente se hace necesario implantar el programa de conservación y mejoramiento de las riberas del Magdalena y de sus afluentes; el proyecto para el manejo de los corredores biológicos del departamento (Puracé-Guácharos; Cuenca del Magdalena); el mejoramiento del espacio público en los centros urbanos de las zonas turísticas; la recuperación y ordenamiento de la cuenca del río Las Ceibas; las plantas de tratamiento de las aguas servidas que se vierten al Magdalena; la prevención y mitigación de la desertificación en la cuenca baja del río Cabrera; e involucrar la información turística del departamento en el sistema georreferenciado.
En lo tocante al capital humano debemos seguir desarrollando el programa de bilingüismo, las cátedras para promover los valores culturales huilenses, los programas de educación en administración hotelera y turística, la formación de guías turísticos profesionales, la capacitación en aseguramiento de la calidad, las escuelas y centros de formación artesanal enfocadas al desarrollo de la creatividad y el diseño. Así mismo debemos contar con una información económica confiable y actualizada sobre la actividad turística del departamento (sistema de cuenta satélite del turismo en el Huila), una ordenanza que regule la actividad turística del Huila, un programa de seguridad, vigilancia y control para el sector, una adecuada formación de los funcionarios públicos departamentales y municipales en gestión publica del turismo, y una formación profunda en asociatividad gremial e institucional.

jueves, 2 de diciembre de 2010

DESEMPOLVEMOS LA AGENDA (II)

Estábamos hablando de las diferentes apuestas productivas del Huila y de todo un listado de proyectos y obras básicos de infaestructura necesarios para el desarrollo de la agenda, los cuales están aun en pañales.
Con relación a la agroindustria, dice el documento en mención, la propuesta de Agenda Interna del Huila reconoce la necesidad de incrementar los rendimientos y las áreas de producción. Esto no significa necesariamente ampliar la frontera agrícola; se puede lograr mediante la reconversión de tierras dedicadas a otras actividades, de programas de riego y adecuación de suelos y del aumento sustancial de la productividad. La Apuesta Productiva contempla los renglones de cafés especiales, cacao, tabaco y frutales de exportación, principalmente los de clima frió moderado y templado (granadilla, lulo, maracuyá, cholupa, mora, tomate de árbol y uva). Para agregarle valor a estas actividades agrícolas se tiene planeado adoptar procedimientos tecnológicos e incorporar procesos de transformación”.
Específicamente en la descripción de la apuesta del sector agroindustrial enunciada como el propósito de convertir al Huila en el primer productor agroindustrial de base tecnológica en cafés especiales, frutales, cacao y tabaco, se hace un extenso análisis sobre Ventajas Comparativas y Ventajas Competitivas de nuestra región, para concluir en una buena cantidad de necesidades para el efectivo desarrollo de esta apuesta específica como son: fomentar el empresarismo, formando líderes empresariales, promocionando la asociatividad entre pequeños productores, haciendo acompañamiento institucional a la gestión, generando ruedas de negocios y alianzas para acceder a los mercados internacionales; conformar e implantar paquetes tecnológicos sostenibles diferenciados para todo el proceso agroindustrial: producción, cosecha y poscosecha; establecer un sistema de información integral georreferenciado para la Apuesta Productiva que facilite la toma de decisiones; implantar una política de estímulos a la investigación, el desarrollo y la innovación con incentivos a la tecnificación a lo largo de toda la cadena productiva; innovar y diversificar los productos del cacao, las frutas y el café para atender la demanda con estándares internacionales; identificar las barreras actuales y potenciales para las frutas en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias, con el fin de garantizar el acceso efectivo a los mercados internacionales; facilitar a los productores la obtención de certificaciones de calidad y de buenas práctica agrícolas; mejorar la investigación en biotecnología para el mejoramiento de la productividad de acuerdo con las condiciones regionales y los requerimientos internacionales; implementar la red de cooperación técnica para el acceso en biotecnología vegetal y animal para garantizar acceso a material vegetal, semillas mejoradas y otras; profundizar sobre trazabilidad (proceso que permite hacer un seguimiento detallado de un producto desde el origen de sus materias primas hasta su consumo final) y estándares de inocuidad de los productos; alcanzar certificados de origen para los frutales, en especial para la chulupa; avanzar hacia la sostenibilidad ambiental, conservando los ecosistemas estratégicos, manejando las cuencas hidrográficas, reforestación, rotación de cultivos, uso de los suelos de acuerdo con su vocación, modernización de las técnicas de cultivos; establecer proyectos de productos orgánicos en cafés especiales, frutales, cacao y tabaco, lo cual implica desintoxicar suelos y seleccionar semillas y fertilizantes orgánicos; dotar de equipamiento productivo: sistemas de riesgo, plantas de procesamiento y comercialización, beneficiaderos de café, jardines patronales y clonales para producción de semilla de cacao, centro de control de calidad y planta para tratamientos cuarentenario para los frutales; desarrollar un plan de buenas practicas agrícolas (GPA) para todos los productores de la Apuesta Productiva; y promover las plantaciones de bosques comerciales con énfasis en la provisión de materias primas para el proceso agrícola, como la madera para elaborar tutores y empaques, con el fin de disminuir costos y mitigar la tala indiscriminada de bosques.
¿Cuántas de estas necesidades se han suplido? ¿Qué nos falta? ¿Estamos midiendo de alguna manera el avance de la Agenda en esta área y en todas las demás? ¿Hemos, siquiera, iniciado el proceso de lo que he llamado la “municipalización” de la Agenda? Presiento que apenas estamos en la etapa de la “introducción al inicio” y será necesario, en el próximo cuatrenio, pisar el acelerador.

Libreria