lunes, 20 de diciembre de 2010

OPTIMISMO

No obstante la situación crítica del mundo industrializado y los problemas internos vinculados al desempleo, la alta revaluación del peso, el desequilibrio fiscal y la inclemente ola invernal que afrontamos, entre otros, Colombia vive momentos históricos de optimismo causados por varios factores. En lo tocante con el tema económico, podemos mencionar como causas de nuestro optimismo, la recuperación muy fuerte en la confianza, lo que se ha visto reflejado, a su vez, en el crecimiento del consumo y del crédito; la insignificante y estable tasa de inflación, la sostenida inversión extranjera previéndose, inclusive, un incremento de ésta para los años venideros, el surgimiento de un amplio mercado de bienes de consumo masivo, el comportamiento favorable de la industria que muestra variaciones positivas en producción, ventas, utilización de la capacidad instalada, pedidos en aumento y un clima favorable para los negocios; las bajas tasas de interés con tendencia a mantenerse, el incremento en un 25% de las exportaciones, y la tasa anual de crecimiento económico que bordea el 5% del PIB para el año 2010. En lo que tiene que ver con lo político, se deben resaltar, entre otros motivos para el optimismo, las tres pacíficas jornadas electorales en las que el pueblo colombiano eligió su Congreso y su Presidente, mostrando al mundo una democracia robusta y en plena marcha; “la transferencia de poder sin turbulencia, y la continuidad en los lineamientos generales de la acción estatal, aunque con cambios de énfasis y de matiz en política económica, objetivos de seguridad y manejo de las relaciones internacionales”; el nombramiento, por parte del Presidente Santos de un gabinete de lujo y sin milimetría partidista, el anuncio de la guerrilla de su voluntad unilateral de liberar a algunos secuestrados, entre ellos a nuestro concejal de Garzón Armando Acuña; y las mejores relaciones internacionales con nuestros vecinos.
Todo lo anterior, sin lugar a dudas, son factores que han influido profundamente en la conciencia colectiva de nuestra república y han aumentado la popularidad de nuestro Presidente hasta batir el record del 90%
José Dario Uribe, Gerente del Banco de la República, al ser preguntado sobre las causas del crecimiento de la confianza en nuestro país, contestó: “yo recordaría varias cosas. Una, tuvimos la crisis internacional más fuerte en muchísimas décadas y nos fue mejor que a la mayoría de países del mundo. Dos, nos hemos recuperado más rápido, incluso más de lo que se esperaba hace ocho meses. Tres, hemos avanzado en factores que antes eran un obstáculo para el crecimiento, como por ejemplo, la seguridad. Cuatro, este es un país que tiene recursos naturales con un potencial importante. Ahí tendremos una posibilidad de crecer, siempre y cuando manejemos bien esa expansión minero-energética. Y podríamos seguir con un listado de factores que llevan a pensar que la economía colombiana va a tener unos buenos años y probablemente una buena década. Naturalmente eso trae retos y riesgos que hay que saber manejar”.
Hace muchos años no esperábamos un año entrante con tanto optimismo en nuestro país y eso ya es un motivo para celebrar. De ahora en adelante sólo deseamos que las grandes reformas emprendidas por el gobierno y las políticas en todas las áreas sean capaces de llevar a Colombia por los senderos de la prosperidad, sabiendo de antemano, como lo afirma el mismo gerente del Emisor, que la estabilidad en el crecimiento dependerá de la calidad de las instituciones, la inversión en capital físico y en capital humano; el aumento de la eficiencia en la asignación de recursos, incluidos los públicos; el mejoramiento de la infraestructura física en carreteras, transporte y puertos, y la incorporación, con mucha más fuerza, al mercado asiático.
Mientras tanto, disfrutemos todos de estos momentos de optimismo, pasando una navidad llena de amor en familia, de calor humano al lado de los nuestros y de esa paz que sobrepasa todo entendimiento que sólo Dios con su infinito amor puede proporcionarnos.¡Feliz navidad y un año 2011 cargado de proyectos realizados, de éxitos y vida abundante!

1 comentario:

benito dijo...

...es eso precisamente lo que nos caracteriza siempre a los colombianos, optimismo, asi pues es eso lo que me domina cuando pienso que el Huila en un futuro tendra niveles optimos en calidad de vida, pero para eso toca aterrizarnos, comprender que lo que falta es actualizarnos al siglo XXI, que somos un departamento netamente agropecuario con miras agroindustriales, nos falta inversion para llegar a ser competitivos, osea, nos falta infraestructura, mas de la que ya se tiene, el nuevo gobierno no debe conformarse por ejemplo que si queremos que Neiva y el Huila este conectado con Cali y el Valle directamente no digamos " es que ya podemos ir por la plata- paletara, NO!, habiendo la posibilidad de conectar por santa maria, planadas, florida, entonces vemos que hay algo mejor que no debemos estancarnos alli, que no dependamos de solo una posibilidad, como cuando queremos ir a villavicencio, que tenemos que dar una vuelta impresioante, cuando la geografia nos brinda una alternativa mejor que no sabemos aprovechar, solo porque las decisiones de unos cuantos no lo permiten, y porque? pues no les conviene que la platica viaje por otro lado, asi pues para terminar, señor futuro gobernador, ojala entienda todo lo que hay por hacer, nos falta inversion social, quiero que visite a la " plaza roja" CAMPOALEGRE, para escucharlo en su campaña, queremos que sea DIFERENTE a todos los que se han sentado en la silla de la gobernacion, osea a no ser mas que contraticos, programitas y cosas asi que al final no van a percibir una gran cambio en el pueblo HUILENSE.

Libreria