jueves, 5 de marzo de 2009

CARLOS MAURICIO IRIARTE
SE DESTAPA

Diario del Huila

Redacción Política
04 marzo 2009

Aunque asegura que no ha parado de trabajar, reconoce que está en campaña, pese a que todavía no se ha decidido a cual corporación aspirará en las próximas elecciones.

Sin embargo, se ha vuelto común que el ex candidato a la Gobernación, el liberal Carlos Mauricio Iriarte sea visto de correría por los municipios del departamento.

Sostiene que está trabajando para multiplicar los 130 mil votos que logró en la jornada electoral pasada.

DIARIO DEL HUILA: ¿A qué está dedicado, por estos días?

Carlos Mauricio Iriarte: A trabajar por esta tierra y esta gente a las que quiero tanto.

¿Pero usted ya arrancó la campaña?

Nunca he parado. Yo vivo en campaña. Después de las pasadas elecciones seguí trabajando muchísimo tanto en Neiva, como en el resto del departamento.

¿Ya tiene decidido si vuelve a aspirar, y si es así, a la Alcaldía o la Gobernación?

Bueno, sigo oyendo las voces y los consejos de los amigos, preguntando mucho sobre la percepción de la gente al respecto. Todas las alternativas están sobre el tapete. Si bien no he tomado ninguna decisión, tampoco descarto ninguna opción.

¿Por qué?

Porque soy un hombre que optó por el camino del servicio y quien está en esta tarea no debe descartar ninguna posibilidad de trabajar por la gente.

¿Durante su recorrido por el Huila, qué ha encontrado entre la gente que ha visitado?

Mucha amistad y solidaridad. Mucho compromiso espontáneo y cariñoso. La candidatura a la Gobernación me dejó grandes satisfacciones y, sobre todo, muchísimos amigos nuevos.

¿Cómo percibe el actual gobierno departamental?

El balance de la administración Pajarito es simple: lo bueno, la aprobación del plan vial regional y su decisión de cofinanciar la carretera Isnos-Paletará-Popayán, el distrito de riego de Paicol-Tesalia, y la forma de ser del gobernante: un hombre cariñoso y buen conversador. Ahora, en su Plan de Desarrollo, se quedó corto en varias metas, como las de cobertura y calidad en educación, las de mortalidad infantil y mortalidad materna, en salud,; las del programa discapacidad con oportunidades, las del programa de construcción de pequeños y medianos distritos de riego -apenas 18 distritos de riego de pequeña y mediana escala, cuando en la pasada administración se hicieron 20.

¿Y lo malo?

Lo malo, infortunadamente es abundante: en primer lugar, un sectarismo que no se había vivido en el Huila; se ha dedicado a perseguir soterradamente a todos aquellos que no estuvieron en su campaña, despidiendo gente, discriminando a los alcaldes que no votaron por él, persiguiendo a la bancada liberal de la Asamblea y vetando proyectos y personas que no sean de su grupo. El sectarismo de Pajarito ha rayado los linderos del Código Penal como por ejemplo al hacer abiertamente campaña política en el municipio de San Agustín, intimidando a las gentes de ese municipio tan importante para Colombia para que voten por su candidato. El costo abultado de $4.000 millones de las pasadas fiestas de San Pedro y la forma como se gastaron $1.500 millones en dos artistas máxime cuando al bolsillo de ellos al parecer no llegaron ni $200 millones, y la participación de la firma DMG en la financiación de las festividades. Lo que ocurrió con la adjudicación clandestina del chance que ahora el doctor Pajarito quiere ocultar tras la cortina de humo de una acción popular. Lo que sucedió con el paquete de contratación para el mundial de aletas sobre el cual el propio Contralor ha prometido pronunciarse. Lo que está pasando con los licores, que después de 14 meses que se terminó la concesión, y sin haber liquidado el contrato le adjudicó a la misma firma Licorsa, un jugoso contrato de $550 millones sin que el Huila sepa cómo fue el proceso de escogencia del contratista.
¿En Neiva?

De la Administración de Neiva sólo le digo que por ahora, el premio al mejor secretario de despacho se lo ha ganado el doctor Édgar Leonel Conta.



No hay comentarios:

Libreria