miércoles, 10 de marzo de 2010

RODRIGO VILLALBA



Conozco a Rodrigo Villalba hace unos  25 años y he sido testigo ocular de gran parte de su vida pública que a decir verdad está llena de logros de los cuales los huilenses tienen aun en su retina aquellos culminados en su gobernación.

Recuerdo que convirtió al Departamento en el primero en llegar a la cobertura universal del régimen subsidiado en salud y en obtener el Certificado de Calidad en los Procesos de Contratación y de Salud Pública por el ICONTEC, el ISO 9001:2000 y el Certificado de Calidad en todos los Procesos de la Administración Departamental, el NTCGP 1000:2004. También puso en marcha el programa ‘Computador en Clase otra Forma de Aprender’ con el cual el Huila superó la meta de nacional fijada para el 2010 de 20 niños por computador, entregando un indicador de 14 niños por computador en el Huila y elevó a categoría de política pública el fabuloso programa de Bilingüismo.

El perfil mostrado en la página del Partido Liberal, además destaca que “en materia vial, además de la inclusión en el plan 2.500, se pavimentaron más de 170 kilómetros nuevos privilegiando los circuitos turísticos del departamento, mientras que con otros recursos propios se atendieron 3.085 kilómetros en infraestructura vial.  Entre otros logros se cuentan los avances en distritos de riego en pequeña escala y la consolidación de proyectos de electrificación que permitieron llevar este servicio a por lo menos 50 mil nuevos huilenses. En su Administración hubo un progreso importante en materia de coberturas de acueducto y saneamiento básico, además del mejoramiento de las condiciones de vida de los huilenses que llevaron a una reducción de 20 puntos porcentuales en los niveles de pobreza, dando cumplimiento con ello a los Objetivos de Desarrollo del Milenio… en el cargo de Ministro de Agricultura sobresalió por proyectos como el establecimiento del PRAN con el cual se logró poner a salvo a más de 100 mil finqueros colombianos cuyos predios estaban por cuenta de los jueces y los bancos debido a las deudas adquiridas a raíz de la crisis financiera de 1998 y en esa misma dirección fortaleció presupuestalmente el FONSA”.

Rodrigo Villalba ha sido sin lugar a dudas un político exitoso, un administrador acertado y de resultados, un huilense destacado como el que màs.  Sus contradictores dicen a menudo que él es un hombre “con suerte y estrella”.  Yo no lo creo porque “suerte” es algo así como ganarse una lotería una vez en la vida.  Pero Rodrigo ha sido constante en el logro de sus metas.  Creo que en lugar de suerte él tiene talento, preparación y suficiente olfato como para saber cuál es el momento adecuado para demostrar lo que sabe.  No está hoy aspirando al Senado esperando que la “suerte” lo saque con la mejor votación sino porque sabe que hizo una formidable gobernación, tiene un excelente equipo, cuenta con una magnífica opinión y tiene la experiencia y el conocimiento necesarios para asomarse de nuevo al escenario nacional con el fin de dejar huella.

Votaré por él no sólo por ser mi amigo sino, sobre todo, porque estoy convencido de que su labor en el Senado será de máximo provecho para mi gente y mi tierra.

No hay comentarios:

Libreria